Siempre

Siempre

lunes, 8 de diciembre de 2008

Diciembre a todo

Pues diciembre ya está a todo.

Ni modo. hay que desayunar con unas amigas, cenar con otras y comer con algotras. Lo más padre-feo es mi cumpleaños. Padre porque no me deja de gustar -mi niña exterior lo goza- ser "la festejada", "la agasajada" y "la del cumpleaños"; feo por aquello de "¿cuántos? ¡Uf! Mi esposito ya me dio mi regalazo y ya le cargé cosas que necesitaba. Adivinen qué es. Los que ya saben no vale.

Quería haber terminado mis trabajotes y los arti-culotes desde la semana pasada pero aún tengo como para hoy y mañana. Con eso cierro mi año laboral y me quedo cruzando los dedos para que caiga en enero algo. Por eso meto tanto dedazo, por escribir con los dedos cruzados, no se piensen que es por taruga.

Quería también ir al campamento de grupo, pero van tan lejos que da harta flojera. Casi hasta Uruapan, Michoacán. Allá había un sitio donde se comían unas carnes Angus de ganado ahí mismo criado que eran deliciosas...¿existirá aún? A ver si con eso se me quita la flojera y animo al esposo.

Quiero estar rodeada de sonrisas.Aunque sean sonrisas idiotas, se aceptan, peor es ver jetas aunque sean inteligentes.

La vida y yo giramos, giremos todos hasta marearnos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A lo mejor pones los dedazos por andar girando, estás re loca. Y lo que te regaló tu marido que es? un coche?
Pau

Manny is dead dijo...

"comer con algotras" Ok... que bonitas amistades te rodean. Ya va ser el Mima's Day, Que hacemos? una pachanga con bailongo y tragos coquetos? O una comidita fina y llena de colesterol?