Siempre

Siempre

lunes, 18 de mayo de 2009

¡Girl's weekend!
Como Iberia no vuela a Querétaro (¿veees?), nos fuimos en un autobús que es el único que sale de la terminal Sur hacia allá. Buena opción para irnos un día a las chulas fronteras del norte. Salimos, eso sí, con 50 minutos de retraso, lo cual como Lili dijo, citando a nuestra santa madrecita, "entra dentro de la diversión".
Llegamos más que a una ciudad, a un abrazo largamente contenido.
Las tres primas hicimos nuestro el centro, que está bellísima y turísticamente arreglado, hasta que la lluvia nos interrumpió el bronceado. Comimos, echamos copa, cantamos, recordamos y hasta chillamos un poquín, que de todo debe haber. Y fue como si nos hubiéramos visto por última vez hace veintisiete días y no veintisiete años, que aquella vez casi ni nos pelamos porque estaba yo casándome y ya se sabe que en tal circunstancia una como que no está.
Hay dos señores en el cielo que seguramente están felices de que seamos amigas, de que estemos tan guapas y de que nos querramos un montón.
Hoy, Lunes. Los lunes son rete lindos porque siempre son un renacer, como si la vida comenzara de nuevo tras un pequeño letargo y algunos partidos de futbol (guácala). Este lunes es nublado y fresco, como de "norte", nostálgico y romaticoso.
No sabría, definitivamente, poner unas palabras tan bien empleadas como lo hacía Benedetti, sólo puedo escribir "que le vaya bien".
Sabiduría del día fresquito: Úsenlo como pretexto para no lavar.
Propósito para todos: Como diría el Piporro: acérquesen a su familia extendida. Primos, tíos viejitos, sobrinos. Son fuente de felicidad, recuerdos en común e identidad.
Mantra antidepresivo: Palabra que soy feliz, palabra que soy feliz, palabra que soy feliz... Este mantra nos quita un poco lo amargado y las preocupaciones por la fiebre aftosa y la gripe canina; por la cotización del Euro y los intereses bancarios; por los exámenes de los hijos y las chambas de los maridos; por los trabajos propios y la ancianidad de nuestros progenitores; por la carestía y los impuestos. No prometo que sirva para alejar la nefasta sombra del perredé.

2 comentarios:

Manny is dead dijo...

No tengo familia extendida. Me llevo con los que me importan y ya. Que bueno que se lleven bien. "Comimos, echamos copa, cantamos, recordamos y hasta chillamos un poquín, que de todo debe haber." entonces echaron mucha buena copa. Que bien.

Mario Pool dijo...

Que gusto encontrarte de nuevo. Por alguna razon no me sorprende encontrarte con un blog y menos aun que tengas tan buen estilo para escribir. Creo que si no has encontrado vida inteligente en este planeta es porque no te has visto en el espejo!!! Tu eres un ejemplo de inteligencia.
Besos y abrazos desde Laredo.