Siempre

Siempre

lunes, 13 de abril de 2009

Este blog se retrasó.
Claro que hay cosas peores que se pueden retrasar como la regla o las tarjetas de crédito, pero en este caso es por los rescoldos de la Semana Santa.
Y abro mi email y me han enviado un aviso de que no hay que consumir productos lácteos que vengan de la China porque traen melamina (de Ponderosa) por ejemplo, dice, el "coffee mate". Para que se vea lo amarillista de estos mensajes, el coffee mate no es de leche, es de grasa vegetal, si no, traten de usarlo: pueden acabarse el bote que el café jamás se hará cremoso, sólo mantecoso y algo turbio.
Me hartan estas alarmas, si les hiciera caso ya no tomaría leche (ni quesos, yogures, mantequillas, helados) porque me da algo llamado lactontería; ya no consumiría carnes rojas por temor a volverme comunista; verduras menos porque las envenenan con pesticidas y fertilizantes químicos que harán que mis descendientes tengan cuatro orejas que además, serán sordas; jamás tomaré alcohol, refrescos embotellados ni agua, porque me dará la hepatitis, la hidropesía y una hernia del tamaño de un chaac mol; no caminaré encima del cemento de la acera porque irradia lepra y tampoco tendré mascotas porque transmiten el síndrome de cuatro patas. Si hago caso de todos los emails sólo me quedará fumar, que a nadie se le ocurre, eso sí, advertirme de que si me engancho al cigarrillo se me arrugará la boca (too late I'm afraid).
Tampoco me avisaron que se terminó la semana santa y que había que trabajar. ¡Hombre! ¡No hay que ser!
Por si las dudas, sabiduría gratis: No por mucho trabajar se acostumbra una.
Mantra de la semana: El que quiera azul celeste, que no apeste. Con el calor y la falta de agua, es muy ad hoc.


4 comentarios:

Ara dijo...

Los perros son...
Ni alarmas alimenticias ni nada. A trabajar que es lo que nos toca ahora

Manny is dead dijo...

A mí también me llegó ese mail. Lo leí mientras me tomaba un cubito de leche Alpura de chocolate. Al terminar sólo logré que mi boca y mente articularan un JÁ. Nada más falta que digan que cagar da cáncer y, si dicen eso, me cago.

Todas las personas que se creen o inventan esas cosas son muy molestas. Tienen tanto miedo a la muerte que deberían suicidarse para no temer más.

Con todo esto de la Semana Santa creo que subí unos dos kilitos… pero en unos días los bajo y regreso a mis 83 kilillos

Anónimo dijo...

Yo creo que hayq ue comer de todo pero no nadamas de una cosa, como los que solo comen verduras o solo carne o solo pan. La cosa es variarle y no pelar a los mails tarugos esos.
Pausi

Manny is dead dijo...

Hay peores cosas que se pueden retrasar