Siempre

Siempre

lunes, 6 de febrero de 2017

Bob Marley en el Sam´s

Una vez vi una camiseta que decía "Thank God for little girls". Me hacía pensar en la niña de mi amiga Tere, Tatiana, que es una niña padrísima y que de pequeña era la ternura hecha muñequita,la carita más bonita del mundo.
Hoy acudí a hacer la compra de cosas de comer y beber a la bodega Sam's y al super de junto, porque en el Sam´s venden todo de a montón y hay cosas que necesita una de a poquianchis, como el ajo. Yo, que soy tan mona, iba por aquellos pasillotes cantando (bajito, no vayan a creer) "Every little thing is gonna be all right" de Bob Marley. Así soy yo y palabra scout que es sin querer; cuando acuerdo estoy cantando, silbando e incluso bailando en los sitios más insospechados. Total, que voy cantandito y una niñita linda de unos cuatro años que iba sentada en el carro de la compra empujada por su papá dice: "¡Una señora cantando!". El papá volteó y yo le dije a la nena: "es que estoy contenta, ¿tú no?". Dijo que sí y se quedó con una sonrisa enorme. Yo seguí con mis cosas, que me faltaba queso, café, aceite, vino, carne y galletas, pero me preguntaba por qué se me habría pegado esa canción y llegué a la conclusión de que era un mensaje del más pallá de que de verdad, todo estará bien.
Muy bien.
Dejé las cosas en el carro y fui al otro super a comprar comida para gato, leche, pan, garbanzos, detergente y chorizo -si ya se dieron cuenta estoy presumiendo mi buena memoria-, y al agacharme para coger no sé qué cosa otra niñita, de esas que tienen como dos años pero están grandotas, me dice: "¡Hola Mamá¡". Yo, fascinada, le dije con igual entusiasmo; "¡Hola Nena!". Fue el día de las niñitas. Yo no tuve niñas, tuve niños, y siempre creí que si hubiera tenido la docena de hijos todos me hubieran salido varones, porque la naturaleza es sabia y sabe que soy más de baseball que de Barbies, y me encanta haber tenido con quien jugar pelotazos, pero las nenitas son una ternura, mis sobrinas fueron fuente de otro sentimiento muy distinto y muy bonito. A la fecha, con lo lejos que están ya todas de ser niñas pequeñas, me gusta mucho compartir con ellas.
Y regresé a mi casa  a hacer carne en su jugo estilo Guadalajara que ya tenía planeado antes de que me avisaran de que mi mamá vendría a comer. Su primera salida en tres semanas porque estaba enferma. Llegó y nos sentamos en una mesa en el jardín a comer y beber muy rete agustito, como debe ser, y le di dos fotos de la portada de un libro antiguo que conseguí que habla del trazo de la frontera entre México y Guatemala donde viene el retrato de uno de los principales hacedores de ese proyecto; su bisabuelo. Luego luego vio la fotografía (vienen 5 fotos de distintos ingenieros) y dijo "!Ay, este es Don Manuel Pastrana!". Alzheimer selectivo.

Sabiduría de hoy: Everything is gonna be all right.

2 comentarios:

Fred dijo...

¡Feliz proto-primavera, Lorena Salmón!

Alviseni dijo...

Ya vi cómo es que Manny también es bailador en apariencia fuera de contexto. Pero es como dice Nietzsche, nunca entenderán el baile si no escuchan su música interior. O algo así.

Que disfrute de su comida.